La Cocina del Golfo nos brinda una de las mejores propuestas gastronómicas de todo México, ya que es el resultado culinario de la fusión de diversas costumbres extranjeras y de la riqueza natural de la región que la origina.

Históricamente Boca del Río, ha sido la puerta de entrada a nuestro país de diversas culturas a través de los años, presenta la mayor influencia española de todo el país, ya que durante más de cuatro siglos el puerto de Veracruz fue la principal entrada de España hacia México, este hecho modificó la dieta indígena y dio como resultado una cocina tradicional llena de aromas y sabores únicos, que nos invita a disfrutar cada uno de los ingredientes que dan vida a una de las gastronomías más completas de la República Mexicana.

El estado de Veracruz cuenta con una gran variedad de frutos y especies totalmente característicos de la zona, que por su calidad le ofrecen un sabor único a la cocina regional, frutos como: el plátano, la piña, el tamarindo y el aguacate, son solo algunos de los frutos más comunes y de mayor demanda en la zona ya que forman parte de muchos platillos de la región.

Otras especias y condimentos muy comunes en la cocina del golfo de México son: el epazote, la canela, el acuyo, la hoja de plátano, la hoja de aguacatillo y la vainilla, utilizados desde la antigüedad por diversos pueblos indígenas, para dotar a sus guisados de una identidad que los distingue de cualquier otra región del golfo de México.

Es bien sabido que podemos conocer la historia de un lugar a través de su comida, Boca del Río cuenta con una riqueza pesquera única en la región y por demás extensa, el pulpo, la jaiba, el mero, la mojarra, el huachinango, el robalo y el ostión, son base de varios platillos tradicionales como: el ceviche, el huachinango a la veracruzana, el chilpachole de jaiba, el pescado empapelado con acuyo, los pulpos en su tinta, las jaibas rellenas, los camarones al mojo de ajo, el pescado frito y el arroz a la tumbada, son solo algunos ejemplos de la vasta oferta gastronómica que esta ciudad nos ofrece.

Uno de los platillos más representativos de esta localidad, es el famoso filete de pescado relleno de mariscos, que ha sido merecedor del reconocimiento internacional por el batir el Record Guinness del “Pescado relleno de mariscos más grande del mundo”, que se realiza cada verano para deleite de lugareños y turistas por los mejores cocineros de la cabecera municipal de Boca del Río, en el festival más importante de la Ciudad, el Festival de Santa Ana, la santa patrona de lugar a quién se le atribuye la abundancia de especies en el río y se le venera con una semana de festejos llenos de tradición y fiesta.

Además de ser los pescados y mariscos base de la oferta culinaria, la carne juega un papel muy importante dentro de la Cocina del Golfo, nos ofrece la oportunidad de deleitarnos con guisados típicos de la región donde los elementos de la comida prehispánica con las contribuciones españolas dan origen a una cocina decididamente criolla con un carácter bien definido, preparada de mil formas en: sopas, caldos, guisos, ensaladas y tamales. Encontramos platillos como: la lengua a la veracruzana, el tesmole de res con bolitas de masa, el mondongo jarocho, los chiles rellenos de carne y pollo capeados con huevo y la carne a la tampiqueña, platillo muy característico que reúne el sabor y la tradición de la cocina típica boqueña. Boca del Río cuenta también, con una amplia variedad de restaurantes y asaderos que ofrecen cortes de carne de la mejor calidad capaces de satisfacer a los paladares más exigentes.

Por último, pero no menos importante, la cocina del Golfo nos ofrece una extraordinaria cocina típica, que tiene como base el maíz y el frijol negro como ingredientes principales de muchas recetas y guisos de la región. Como lo mencionamos anteriormente, la cocina del golfo es el resultado de la fusión de diversas culturas que han dado origen a múltiples expresiones culinarias, este hecho se hace más evidente en la gran diversidad de antojitos desde dulces hasta salados, bebidas y dulces tradicionales típicos de Boca del Río.

Un claro ejemplo de esto es la gran variedad de tamales, quizá la más amplia de toda la República, que nos ofrece tamales de elote dulce con carne de puerco y salsa de chiles secos, tamales de frijol con hoja santa, tamales de chicharrón y piloncillo comúnmente llamados cabezas de perro, tamales de puerco y pollo, tamales cernidos, tamales de cazuela y los tamales dulces de diversos sabores.

Existen un sinfín de antojitos típicos a base de masa de maíz y manteca de cerdo, como las empanadas rellenas de queso y epazote, las empanadas de mariscos, las gorditas blancas con frijol, las gorditas negras, las gorditas de dulce con piloncillo y anís, pero sin duda alguna, las picadas son un manjar imperdible si se visita la región del Golfo, las picadas son de masa de maíz, que una vez aplanadas, se pellizcan por las orillas para crear un ligero borde que impida que la salsa se escurra y se colocan en el comal para su cocción, aunque pudiera parecer un simple platillo hecho con tortilla, ésta masa fresca salida del comal se acompaña con salsas preparadas por diversos chiles, especias y tomates de la región que se muelen y sazonan con ajo, añadiendo como toque final cebolla picada en finas lajas y queso fresco, haciendo de éste un verdadero deleite para quien tiene el placer de visitar la región y disfrutar de la comida típica tradicional con la calidez que caracteriza a la gente boqueña.

La cocina del Golfo de México goza de un sazón e identidad única, en ella vemos un pasado lleno de gran riqueza histórica que nos ofrece un gigantesco abanico de texturas, colores, aromas y sabores que por su complejidad la hacen ampliamente valorada a nivel nacional y reconocida a nivel internacional.