Tres días de ensueño en Boca de Río

Vive tres días llenos de magia y esplendor en la ciudad más bella del Golfo de México: Boca del Río, Veracruz. Sin lugar a dudas, ¡Una experiencia única que tienes que vivir!
La guía de viaje perfecta para disfrutar de esta tierra jarocha al máximo.

Día 1: Ponte cómodo

Elige tu hotel favorito, deja las maletas y dedica tu día a gozar el ambiente y clima increíble que ofrece esta ciudad.

La panza es primero, por eso antes de comenzar tu jornada turística, te sugerimos que consientas tu estómago con un banquete de comida tradicional Veracruzana en la cabecera municipal de Boca del Río “corazón del pueblo boqueño” ubicado a una cuadra del palacio municipal y a dos pasos de la Parroquia Santa Ana, la cuarta iglesia más antigua del continente americano. Te recomiendo ir a desayunar al Restaurant el Recreo, donde podrás degustar de los antojitos típicos de la región, disfrutando de un ambiente único dónde te harán sentir como en casa. Si quieres algo más económico y rápido, el tianguis de Boca del Río es ideal para ti, ya que hay una variedad de puestos donde puedes elegir dónde disfrutar un delicioso desayuno en el corazón de Boca.
Y ahora sí, después de un delicioso desayuno de picadas, empanadas, panuchos, tamales y aguas regionales, que comience el viaje. Una visita obligada es el Foro Boca, no necesitamos darte la ubicación exacta ya que en cuanto veas su inmensidad y arquitectura, sabrás que estás en el lugar correcto. Se trata del recinto cultural más importante del estado, casa de la Orquesta Filarmónica de Boca del Río, su arquitectura retoma la expresión atemporal de los cubos de la escollera.

Casi inmediatamente encontrarás la Plaza Banderas, es una de las plazas al aire libre más importantes para los boqueños, un espacio donde podrás disfrutar de una convivencia sana, familiar, juegos de calidad para todos los niños y áreas de comercio. Una variedad de actividades recreativas para pasar el rato con familia, pareja o amigos, ahora, si lo que quieres es fiesta, entonces es ideal para ti, ya que alrededor se encuentran bares nocturnos a precios accesibles y con vista al río. Frente a Plaza Banderas se encuentra encallado el Buque de Guanajuato, el único barco museo del país, el cañonero fue construido en la República de España en 1932 como un barco de guerra, y sirvió en batalla en la segunda guerra mundial. Sirvió a la Armada Mexicana hasta el 2001 y en el 2008 llegó a Boca del Río como barco museo interactivo. Actualmente se encuentra cerrado para su rehabilitación.

Y siguiendo en el perímetro, ¿A quién no le gustaría dar un paseo en lancha? Ahí mismo a un costado está la Pequeña Venecia veracruzana, fraccionamiento construido entre los canales, del Río Jamapa, el recorrido pasa por ahí pero realmente se desarrolla en el Manglar Arroyo Moreno, una de las Áreas Nacionales Protegidas de México. El Manglar tiene 40 hectáreas y es uno de los más extensos y bonitos del país, no podrías creer que estás tan solo a unos pasos de la ciudad; incluso un par de películas han llegado a grabar ahí,

El tour es dado por los mismos pescadores boqueños en sus lanchas y eso hace que el trayecto sea auténtico, ya que te van contando leyendas y pequeñas historias de la zona.

También hay restaurantes a la orilla de la laguna y puedes pedir tiempo al lanchero para poder comer en cualquiera de ellos, pues son considerados entre los mejores del estado de Veracruz, pero te recomiendo: Restaurante las pampas, el negro del estero, la isla del amor, Uscanga, La llegada del pescador, ya que ofrecen muy buenos platillos y además sus precios son accesibles y sin dejar atrás el buen ambiente que sin duda te encontrarás.

Algo interesante del recorrido, es que pasas por 3 municipios en tan solo unos metros, ya que el manglar pasa por Boca del Río pero recorre por Medellín y Alvarado.

Al regresar vas a tener sed. Qué mejor manera de cerrar la tarde con unos toritos. ¿No los conoces? Pues entonces tienes que hacer una parada obligada en Toritos la Chata, la cantina más antigua de Boca del Río, ubicada en el corredor turístico de la cabecera municipal. El torito es la bebida típica del pueblo, elaborado con alcohol de caña y frutas o semillas: nanche, jobo, cacahuate, coco, chocolate, piña, tienes que probarlos todos y con harto hielo. ¡Solo que hay que tener cuidado! Porque después de varios te vas a sentir como todo un, toro, torito.

Después es momento de irse a descansar al hotel y depende de lo que quieras hacer, pero si quieres ir a cenar a un lugar típico te recomiendo que vayas al Gran Café de la Parroquia (la de los 200 años) en Blvd. Ruíz Cortines, no puedes irte sin probar el lechero y la bomba (pan de dulce que en otros lugares se llama concha) con frijoles y queso, o si no le entras a esas combinaciones raras: pan dulce, frijoles y queso, prueba la bomba con NATA, pfff una delicia, el platillo volador parroquia, las enchiladas suizas y los huevos tirados con las especialidades de este lugar, aunque todo es rico.

Para algo un poco más informal -pero exquisito- te recomiendo: Los Giros, El Gaucho, Los Farolitos y Tacos Rey. Si lo que quieres es salir de fiesta y divertirte, primero que nada para pre copear te recomiendo La Bikina; restaurant-bar que representa el orgullo mexicano, si te gusta el mariachi es el lugar ideal. Si quieres algo económico está la Carranza, donde la comida y las bebidas están a solo dieciocho pesos, también puedes darte una vuelta por La Palapa, Bar 399, La 5ta Avenida y está también, en el Puerto de Veracruz, Container, Don Porfi y Los Portales del malecón. Si quieres salir de fiesta en la noche a un antro te recomiendo: Industrial, PH, Frank, Rush, Barezzito, Puerta de Alcalá, Candelabro y si te gusta la salsa, no hay falla en La Habana o a Mojitos, depende del mood en el que andes, pero en estos artículos te describimos todos.

Día 2: Hoy madrugamos

Si saliste de fiesta y andas crudo, no hay problema, intercámbialo por el Día 3 que empieza más tarde con un menú para la cruda.

Para empezar el día a las 7:00 am y salirnos de lo turístico para probar la gastronomía local, ir a desayunar a las Picadas a la Leña o a Los Mandiles (con su masa ultra-diet-plus) es algo que no te puedes perder. Después te desplazas en taxi o puedes tomar la ruta de Boca del Río - Penacho a la playa camino real, donde a las 9:00am daremos un paseo en Kayak a las faldas de la isla sacrificios, llamada “cancuncito” ya que se reconoce por tener agua cristalina y arena blanca, el recorrido dura 1 hora y media, donde llegando podrás realizar snorkel y admirar una pequeña parte del arrecife veracruzano -reconocido por ser el ecosistema de coral más grande de América.

Al regresar, ¡Tienes dos opciones!

  1. Quedarte en la playa (o en la alberca del hotel) tomando sol y disfrutando del caluroso clima mientras pruebas un rico volován -el bocadillo callejero más famoso de Veracruz- te recomiendo el de jamón y queso (siempre hay alguien vendiéndolos en la playa). ó dar un Tour cultural en el Puerto de Veracruz, en el famoso tranvía turístico. Te llevará a conocer los atractivos de este hermoso puerto. ¡Empecemos con el circuito!
    Primero tienes que llegar al Acuario de Veracruz, ahí mismo sale el tranvía y se realiza la visita al acuario más grande e importante de México y Latinoamérica.

Siguiente parada, el Museo naval, un museo lúdico dónde se exhiben más de 1700 piezas de la Armada de México.

Pasamos ahora a San Juan de Ulúa; fortaleza ubicada frente a las costas del golfo de México en la ciudad y puerto de Veracruz.

El Museo Baluarte de Santiago, patrimonio histórico donde encuentras las joyas del pescador.

Si quieres cenar delicioso y pasar un rato agradable con tu familia, pareja o amigos te recomendamos cenar en el Veneziano, para disfrutar de la mejor pareja gastronómicas: pastas y vinos. El Cacharrito es otra opción muy buena para disfrutar cortes de carne. El Madison Grill con sus deliciosas hamburguesas, cortes & tacos, obviamente Mariscos Villa Rica, o el recién inaugurado Sonora Grill, con uno de los mejores ambientes de la ciudad. Todos estos son exquisitos lugares que no te puedes perder de Boca del Río, te aseguro que querrás regresar por el sazón que se vive en Boca.

Día 3: Cierra con broche de oro

Todo lo bueno llega a su fin, pero antes de irte tienes que ir a degustar la deliciosa Birria “El Chivo de Oro”, la más famosa de Boca del Río. Después del buen desayuno, nos movemos al Club de Yates Santa Marina a rentar unas cuatrimotos para ir a las dunas, que son montañas hechas por la acumulación de arena, la experiencia es extrema y divertida; las vistas hacia el mar también son increíbles.

Al regresar vas a estar muerto de hambre, te recomiendo ir al restaurante El Varadero, El Canda, o el Puntalito, que están de regreso en el centro e Boca del Río, las especialidades de la casa son el famoso filete relleno de mariscos, vuelve a la vida, caldo de camarón, entre otras cosas, están a la orilla del río, y tienen música jarocha en vivo.

Para bajar la comida y cerrar con broche de oro el viaje no puedes dejar de visitar Distrito Boca, que se desarrolla a lo largo del Blvd. Ávila Camacho (aunque se concentra más actividad en Plaza de los Valores). Este espacio ofrece una variedad de actividades recreativas como es el danzón, yoga, meditación, tardes de zumba y tardes de café, también puedes rentar bicicletas y patines, te ayudarán a desplazarte con más facilidad. Y para no perder la tradición, tienes que comprar un esquite y una nieve güero güero, famosas nieves artesanales a base de agua y leche muy refrescantes, las de rompope y limón son buenísimas.

Si viajas con niños la parte de Distrito Boca a la que tienes que ir es Plaza Dorada (mismo boulevard, pero a la altura de Blvd. del Mar), esta plaza cuenta con increíbles juegos para que los niños disfruten al aire libre, y normalmente hay actividades públicas para que disfruten.

Y así culmina esta guía a un destino que se está volviendo un must para visitar. Finalmente, queridos lectores, desde la redacción les deseamos un feliz viaje, no olviden compartir sus fotografías con nosotros a través de Instagram y Facebook con el hashtag #VisitaBoca.